Finalizó de forma inesperada su concierto en Los Ángeles, Californa al quedarse prácticamente sin voz.