La cantante estadounidense anunció a través de sus redes sociales que se quitaría la ropa para conseguir votos a favor de la candidata del Partido Demócrata y lo cumplió