Gracias a Rob y a Kris sus fans la pudieron ver nuevamente en Instagram a Kim Kardashian. Estaba con su pequeña North West, ambas vestidas de Jasmín.