Tras casi un mes del robo que sufrió en Paris, Kim Kardashian de nuevo apareció glamorosa en redes sociales. Sin embargo, poco después se arrepintió.