La estrella televisiva vivió una trago amargo en París, donde sufrió un asalto a mano armada. Kim ya se encuentra en Estados Unidos pero aún no ha regresado a sus redes sociales.