La salud de Daddy Yankee ha empeorado con el paso de los años. Ahora se enfrenta a una delicada enfermedad que lo obliga a no descuidar sus hábitos y dieta.