Paris Jackson, la hija de Michael Jackson, se ha convertido en el principal apoyo de su madre Debbie Rowe, quien sufre las consecuencias de esta letal enfermedad.