Lily-Rose es conocida por ser la hija de Johnny Depp y por ser también un ícono de estilo para las generaciones hartas de las Kardashian. Así cambió.