Kubo y la búsqueda samurái es una película de acción y aventura situada en un Japón mágico, producida por el reconocido estudio de animación Laika, creadores de las cintas Coraline, Para Norman y Boxtrolls, entre otras.

“Estábamos buscando hacer otro proyecto para darle continuidad a Laika pues llevamos 10 años en el negocio. Queremos contar cualquier tipo de historia y Kubo nos daba la oportunidad de contar una historia épica”, reveló Arianne Sutner, productora de la película.

El inteligente y bondadoso Kubo se gana la vida contando historias fantásticas a los habitantes de un pequeño pueblo costero. Su tranquila vida cambia de golpe cuando, accidentalmente, invoca a un espíritu del pasado que regresa de los cielos decidido a llevar a cabo una venganza milenaria.

“Kubo es un chico valiente, independiente y culto”, comenta Sutner y agrega: “Una de las cosas que me gustaron acerca del personaje es que también tiene sus defectos. Creo que es interesante verlo porque es un chico que a sus 11 años se enfrenta a esta épica aventura sin pensar en nada más que hacerlo”.

A Kubo no le queda más remedio que huir y unirse a Mono (voz de Cecilia Suárez en México) y a Escarabajo para salvar a su familia y así resolver el misterio que rodea la caída de su padre, el más grande de todos los samuráis que jamás haya existido.

“Esta película habla del amor que se le tiene a los hijos y que trasciende las cosas que nosotros no hemos podido trascender”, comenta Cecilia Suárez en entrevista con Metro.  

“Kubo habla del perdón para alcanzar la armonía y la paz en una sociedad y es algo en lo que deberíamos reflexionar a fondo porque somos una sociedad hambrienta de paz y tranquilidad; de vernos a los ojos con absoluta confianza”, agregó.

Con la ayuda de su shamisen, un instrumento mágico, Kubo se enfrenta a dioses y a monstruos, como el vengativo Rey Luna y las hermanas malvadas (voz de Sofía Espinoza para la versión mexicana), para descubrir el secreto de su legado, reunirse con su familia y cumplir su heroico destino.

“La cinta retrata muy bien la cultura japonesa y te mete en las tradiciones.

“El tema de los samuráis, la travesía de Kubo, saber de dónde viene, quién era su padre: es una historia fantástica, llena de magia y aventuras.

“Los personajes son muy exóticos: está el mono, el escarabajo, las gemelas –que son una especie de brujas–”, comentó Sofía Espinoza y agregó, “Creo que es muy emocionante. Cuando vi la película salí muy conmovida y emocionada porque hace mucho que no veía algo así”.

La estética de la cinta hace referencia al arte del origami y quizá, su característica más llamativa es que está realizada en stop-motion, una técnica en la cual los creadores crean cada modelo, movimiento y gesto por separado.

“Otra de las cosas que me parece maravillosa es que está toda hecha con stop-motion. Si te metes a ver cómo hicieron a Kubo, es fascinante. Hacen cada muñeco detalle por detalle, cada uno de los gestos. Hicieron las maquetas de los pueblos. Al final de la película, en los créditos, hay un ejemplo de uno de los muñecos que hicieron. Me emociona muchísimo ser parte de este mundo de los estudios de Laika. porque uno ve la película y no te imaginas lo que hay detrás”, opina Espinoza.

“Creo que en Laika estamos llevando la animación por stop-motion a un lugar que nunca había sido llevado. Y creo que estamos haciendo películas que otros estudios no se atreverían hacer.

“Tenemos una voz diferente, lo cuál es algo muy emocionante cuando eres alguien creativo. Te permite explorar hasta dónde tu imaginación quiera llevarte”, comentó Chris Butler, coescritor del filme.

“Me interesa mucho hablar sobre la gente que hay detrás del doblaje en México. Creo que pocas veces se reconoce ese trabajo.

Nosotros tuvimos un maravilloso director que es actor de teatro y doblaje, Humerto Solórzano, maravilloso actor y director que guía a quien está doblando en ese momento para llegar a donde tiene que llegar.

Pero más a allá de eso hay un trabajo de métrica, de una traducción precisa de ritmo que hace este equipo y no se ve en la pantalla pero es exhaustivo, dedicado, amoroso y profesional. Cada vez que tengo la oportunidad de doblar, me doy cuenta de la enorme cantidad de trabajo que hay detrás gracias a un gran director que te acompaña, pues tu único elemento a trabajar es la emoción y la voz, siempre confiando en lo que el director te está indicando”, comentó Cecilia Suárez.

Datos

•    Kubo y la búsqueda samurái llega a los cines este viernes 7 de octubre
•    Para las voces mexicanas, Cecilia Suárez y Sofía Espinoza prestaron su voz para el personaje del mono y de las hermanas villanas, respectivamente.