A fines del 2015, la hermosa actriz británica Emilia Clarke fue elegida como la “mujer viva más sexy del mundo” por la conocida revista Esquire.

La actriz de “Game of Thrones” protagonizó una sensual sesión de fotos para la publicación, de la cual fue portada en el mes de noviembre.

Esa no fue la primera vez que la sensualidad de “Daenerys Targaryen” (su papel en GOT) era ovacionada por el mundo del espectáculo. Ese mismo año, la revista GQ había hecho lo propio en septiembre al elegirla la mujer “más deseada del mundo”.

Medio año después veremos a la alba Khaleesi en un papel muy diferente en la nueva película romántica Yo antes de ti. La cinta, que está basada en la novela del mismo libro de la autora Jojo Moyes, cuenta la historia de Louisa Clark, una chica cualquiera que se enamora del hombre cuadraplégico millonario al que debe cuidar. En una reciente entrevista con la revista Glamour, Emilia habló sobre la película que se estrena hoy en los cines Caribbean de República Dominicana.

“Estaba obsesionada con Mi bella dama cuando era chica”, dijo Emilia en entrevista con Glamour. “Como actriz, quieres poder mostrar el crecimiento de un personaje. Eso te llena. Y soy muy cercana a Lou como persona. En la escuela era insegura. Así que hay una sinceridad, tenía muchas ganas de interpretar a alguien así porque con Daenerys he pasado toda mi carrera poniéndome una armadura”.

Al parecer, interpretar a la poderosa Khaleesi no es lo más natural para Emilia, quien se siente más identificada con la introvertida Louisa Clark. La cinta ha conmovido a miles con tan sólo sus tráilers. Sin embargo, Clarke lo ve como algo positivo. Hace un mes en una entrevista aseguró que “nunca había hecho una pelíc1ula triste antes”. Asimismo declaró que “tengo amigos que han visto la película y están al borde de la lágrima o llorando y yo sólo pienso: ‘¡Qué bien! Estoy contenta de que los hemos hecho llorar”’. Es una buena señal, ¡estamos afectando a la gente!”, dijo.

Polémica

La película además está protagonizada por Sam Claflin (“Los juegos del hambre”) y ha causado polémica en la comunidad de discapacitados que ha expresado su malestar con la cinta.

La primera crítica es una que es bastante frecuente y común para ellos: el hecho de que en vez de elegir a un actor discapacitado para interpretar el papel de Will Traynor hayan elegido a un actor común y corriente como Sam Claflin. Según The Hollywood Reporter, hay miembros de la comunidad actoral que son discapacitados y consideran que se les está excluyendo injustamente de interpretar papeles que no sólo son más cercanos a su realidad, sino que son una buena oportunidad para ellos.

Sin embargo, esta crítica no es la mayor que han recibido los creadores de la cinta. El mayor conflicto que encuentran las personas es la idea de la eutanasia que se presenta como la mejor opción en la que piensa Will, a pesar del esfuerzo de Louisa y su madre por disuadirlo. Los críticos dicen que este pensamiento inamovible que tiene el protagonista hace parecer que la discapacidad es lo peor por lo que puede atravesar un ser humano, sin que necesariamente esté en riesgo su vida.