Lady Gaga fue una de las celebridades más activas en la campaña de Hillary Clinton. Y en su último evento electoral fue criticada por una prenda de vestir.