Maluma, hace seis años, no era ni la mitad de famoso de lo que es ahora. Pero los años, su trayectoria y el glamour lo hacen lucir muy diferente.