Algunas famosas siempre encuentran la forma de sorprender a sus fans. Lindsay Lohan es una de ellas, ya que decidió usar como disfraz de Halloween únicamente una "infartante" lencería rosa.