​El actor Marlon Wayans estuvo inmerso en la promoción de la película 50 sombras de Black, una parodia que retoma la polémica adaptación del libro de E.L. James Cincuenta sombras de Grey, y aprovechó la ocasión para sumarse a la discusión desatada por la carencia de actores negros nominados a los Premios de la Academia.

“Creo que todo se trata de oportunidades. Esto no es porque los Oscar son muy blancos, sino porque la industria del cine es muy blanca”, expresó Wayans en exclusiva a Metro México a su paso por la Ciudad de México. “Me parece que depende de nosotros que eso cambie”.

Marlon Wayans, miembro de una familia prolífica en la industria del cine, es un rostro conocido entre los aficionados al cine de parodias gracias a títulos como Scary Movie, ¿Y dónde está el fantasma? y Otra ridícula película de baile.

En la mayoría de los casos, como 50 sombras de Black, Wayans se ha preocupado por escribir y producir sus proyectos, algo que considera vital para lograr reconocimiento, sobre todo por el reducido número de oportunidades interesantes para los afroamericanos en Hollywood.

“Yo no soy el tipo que va tocando puertas en Hollywood diciendo ‘oye, por favor, dame algo’, no. Yo soy el tipo que escribe y produce sus propias cosas desde que empecé a hacer películas, hace unos 25 años”, recuerda el actor de ¿Dónde están las rubias?.

La solución, según el actor, requiere que el problema de la exclusión racial se ataque desde diversos frentes: “Yo alentaría a más cineastas para que escriban, produzcan y dirijan múltiples películas. Luego, pedirle al público: ‘Tienes que venir y verlo, necesitamos que lo apoyes, porque no puedes pedir que nosotros [los afroamericanos] tengamos reconocimiento, si no quieres apoyar nuestras películas’.

“Después le pediría a Hollywood que nos autorice presupuestos suficientes que nos permitan hacer películas en una escala épica que puedan lograr el mismo tipo de respaldo que las otras películas. Sólo así mejorará. La competencia es la mejor forma de resolverlo”, abundó Wayans.

Diversas personalidades de Hollwyood, como el actor Will Smith y el director Spike Lee, han hecho un llamado a apoyar la diversidad en la industria fílmica, derivado de la ausencia de intépretes negros entre los aspirantes a las categorías de actuación en los Oscar desde 2015.

Algunos han pedido un boicot y otros simplemente expresaron su rechazo negándose a participar en la ceremonia organizada por la Academia que, tras el “escándalo”, comenzó a modificar sus políticas para que gradualmente las minorías tengan mayor voz y voto de cara al Oscar.

“Es tratar el problema desde múltiples ángulos, sentarse a la mesa y lograr un entendimiento”, puntualizó la estrella de 50 sombras de Black, filme que llega hoy a las pantallas dominicanas de Caribbean Cinemas.