Este lunes el líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, juró como presidente del gobierno español ante el Congreso, el rey Felipe VI y otros representantes del mundo político.

La Cámara de Diputados eligió a Rajoy por 170 votos a favor, versus 111 en contra y 68 abstenciones, hecho que puso fin a más de 10 meses de interinidad en España.

Con ello, Rajoy tendrá cuatro años de mandato, donde tendrá un estrecho margen de maniobra para hacer frente al desafío de la cuarta economía de la zona euro.

Pese a tener la tasa más baja de cesantía en seis años, de 18,9 por ciento, sigue siendo la segunda peor en Europa después de Grecia. El mismo Banco de España prevé un crecimiento del PIB del 3,2 por ciento para 2016.

En ese escenario Rajoy deberá enfrentar el fantasma del desempleo, el mercado laboral y la crisis política que afecta a otros países de la región europea, principalmente por los ataques terroristas y la oleada de inmigrantes.

Este jueves se espera que anuncie a su gabinete de ministros, los que algunos analistas adelantan que se repetirán de su anterior cartera.