A partir de hoy jueves, Los Domirriqueños, una producción cinematográfica de nacionalidad dominico-boricua, se estrenará en las principales salas de cine de Caribbean Cinemas.

Este filme, que toma como contexto la rivalidad que siempre ha existido entre el pueblo dominicano y el puertorriqueño, cuenta una historia simple y fácil de digerir, nada del otro mundo, desarrollándose  entre uno que otro chiste, algunos de ellos bien logrados y otros que te hacen te cuestionarte: “¿Y entonces?”.

Esta película, dirigida por  el cineasta puertorriqueño Transfort Ortiz,  está orientada a un público popular, el que gusta del cine del género comedia con salpicaduras de doble sentido.

A pesar de que la han promocionado como una película familiar, en realidad no lo es, ya que sus escenas poseen en ciertos momentos chistes capciosos. Finalmente es una película apta para jóvenes de unos 16 años en adelante y no para toda la familia.

En cuanto a la fotografía, la cual estuvo a cargo Wellie Berrios, no tiene mucho qué apreciarse; se siente como si se tratara de una película filmada en un formato para televisión y no cinematográfico, como si se estuviera viendo una telenovela o serie de televisión.

No muestra planos, ángulos y locaciones que puedan deslumbrar visualmente al espectador.

La historia

Al inicio la historia es algo lenta, aunque pasados unos minutos comienza a tornarse un poco interesante y fluida.

Todo transcurre en un poblado humilde de Puerto Rico, donde conviven boricuas y dominicanos, quienes están divididos por conflictos étnicos y culturales. Don Pablito (interpretado por el actor Adrián García) es una figura respetada del barrio, quien cedió una de sus propiedades donde fue construida una cancha de baloncesto con la finalidad de alejar a los jóvenes de la delincuencia.  

Luego de su muerte aparece Hugo,  un empresario, interpretado por el actor Danilo Beauchamps, a quien supuestamente don Pablito le debía un dinero, y reclamó los terrenos del muerto como pago de la deuda.

Ante esa situación, los muchachos del barrio, dominicanos y boricuas, unen sus fuerzas y talento, desafiando al empresario a realizar un torneo para disputarse la famosa cancha. Surge así el gran equipo denominado “Los Domirriqueños”.

En resumidas cuentas, la historia se vuelve un poco predecible,  y  desde el inicio se sospecha cuál será el desenlance.

El reparto

El filme cuenta con un reparto de reconocidos actores de la Isla del Encanto y de Quisqueya, quienes durante el rodaje lograron una buena sinergia para el desarrollo de película.

El talento criollo está representado por los actores Fausto Mata, Aquiles Correa, Tony Pascual (Pachulí), Alina Vargas, Stephany Liriano y Xiomara Rodríguez.

En el sexteto dominicano cabe destacar que sus actuaciones son muy orgánicas, aunque se destaca la actuación de Liriano, quien hace el papel de hombre y de mujer.  Los demás son muy parecidos a los personajes que estamos acostumbrados a verles interpretar.

Otra actuación bien lograda es  la  actriz, Xiomara Rodríguez, quien hace el papel de la madre evangélica fanática de Fausto Mata.  

En cuanto a los actores boricuas, Jorge Pabón (el Molusco) protagonista de la cinta, presenta una magistral actuación, donde resalta el aspecto orgánico que mantiene de principio a fin.

También el reconocido Raúl Carbonell (Fellito, Nueba Yol, de 1995 y Un lio en dólares, 2014) realiza un excelente trabajando con el personaje de Tommy, quien es el entrenador de Los Domirriqueños.

El reparto boricua lo completan los actores Carlos Vega, Antonio Sánchez, Danilo Beauchamp, Alejandro Gil, Jessyka Marie Rodríguez, Jorge Antares, Carmen Nydia Velázquez y Adrián García.   

Los Domirriqueños es un filme que tiene sus altas y sus bajas. Si te interesa este tipo de  cine, te recomendamos acudir a las salas de cine y sacar tus propias conclusiones.