Este domingo 31 de julio se celebra el Día del Padre. En honor a los hombres que nos formaron y nos inspiran a ser la mejor versión de nosotros mismos te presentamos un conteo con los 10 mejores padres (y figuras paternas) del cine.

1- Atticus Finch – Matar un ruiseñor.

El estándar dorado de los padres en la literatura apareció por primera vez en el clásico de 1960 de Harper Lee y llegó a la pantalla grande dos años más tarde interpretado por Gregory Peck.

En un pueblo sureño de Estados Unidos, dividido por el odio racial, este hombre es un valiente abogado que defiende la justicia para todos y un ejemplo para sus hijos. Infinitamente paciente con su hija Scout y su hijo Jem, Atticus es nuestro padre ideal. Como dice la frase final de la cinta: “Apagó la luz y entró en el cuarto de Jem. Se quedaría ahí toda la noche y estaría ahí cuando Jem despertara en la mañana”. Qué gran tipo.

2- Mr. Miyagi – Karate Kid.

Olvídate de Jackie Chan en el remake de 2010. Hablamos del original de 1984. Miyagi es interpretado por Noriyuki “Pat” Morita. El estricto hombre se encariña con Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y se convierte en la fuente de sabiduría que lo guía para que encuentre el significado de su vida –al tiempo que le enseña a ser un ninja–. “Daniel-san” descubre que Miyagi es un veterano de guerra cuya esposa e hijo murieron durante el parto, esto fortalece el lazo que los une. Ya sea que necesites patear el trasero de los abusadores, o aprender a pintar una cerca, Miyagi tiene lo que necesitas.

3- Furious Styles – Los dueños de la calle.

En South Central, en Los Ángeles, un barrio lleno de pandillas donde los buenos modelos masculinos escasean, Jason “Furious” Styles (Laurence Fishburne) conoce el verdadero significado de la paternidad.

“Cualquier idiota con un pene puede hacer un bebé”, dice, “pero sólo un hombre verdadero puede educar a sus hijos”. En esta cinta clásica de 1991, el adolescente Tre (Cuba Gooding Jr.) necesita una presencia estable que lo mantenga lejos de las drogas y la violencia. Su padre, sabio y protector, lo consigue de forma admirable.

4- Alfred Pennyworth – Batman, el caballero de la noche.

Es cierto, Thomas Wayne es el padre biológico de Bruce, pero su mayordomo, interpretado por el extraordinario Michael Caine, se hace cargo del joven Bruce después de que éste queda huérfano. Alfred asiste al chico mientras se prepara para convertirse en el caballero de la noche. Alfred está a cargo de la mansión Wayne y la baticueva, además tiene tiempo para fomentar que Bruce tenga una vida social, mantiene sus secretos e intenta brindarle consejos. Alfred también es un exsoldado lleno de historias de guerra que puede confrontar a los villanos o preparar un espléndido desayuno.

5- Bob Parr – Los increíbles.

Mr. Increible, el patriarca superpoderoso, esconde sus habilidades por un tiempo, intentando llevar una vida suburbana normal. Es un hombre de familia cálido que adora a sus hijos Violet, Dash y Jack-Jack.

Claramente, ellos sienten lo mismo, porque cuando su padre es atrapado en una isla por el malvado Syndrome y su robot asesino, la familia corre a ayudarlo. Bob supera su crisis de la mediana edad y aprende una valiosa lección: no es salvar el mundo lo que te hace un héroe, sino pasar tiempo con tus seres queridos. Pixar prepara una secuela para esta película que se estrenará en 2019.

6- John McClane – Duro de matar.

El avispado policía neoyorquino reconoce que no ha sido el padre ideal debido a su compromiso con su trabajo. Decide viajar a Los Angeles en Navidad para intentar reconciliarse con su esposa; sin embargo, cuando el personaje de Alan Rickman amenaza los planes festivos de la familia, John McLane hace hasta lo imposible para vencerlo. Esquiva balas y camina sobre cristales rotos sólo para poder darle a su hija Lucy y su hijo John Jr. un oso de felpa. Yippee-ki-yay, en efecto.


7- Michael Sullivan – Camino a la perdición.

De Sleepless In Seattle a The Polar Express, Tom Hanks es la figura paterna ideal. En esta cinta de gánsteres durante la época de la depresión, Michael Sullivan (Hanks), quien trabaja para la mafia, hace cualquier cosa para proteger a su hijo Michael de sus empleadores –incluso matar a su propia figura paterna–. “Me da gusto que seas tú”, dice el viejo en una escena conmovedora. En una misión de venganza, Sullivan introduce al chico al mundo del crimen, pero espera que elija un camino distinto, y eventualmente lo hace.

8- Noah Levenstein – American Pie.

“Debo admitir que practiqué un poco de, mmmm, masturbación cuando era más joven. Solía llamarlo ‘sobar el salami’. Ya sabes, ‘frotar el pudín’. Aunque nunca lo hice con nada horneado”. Comprador y donador de pornografía, dispensador de consejos inapropiados y propietario de un par de impresionantes cejas, no hay nada que Noah (Eugene Levy) no haga por su hijo Jim (Jason Biggs). No muchos padres llevarían a su hijo a la sala de emergencias para que liberen su mano llena de pegamento de su entrepierna con tan buena disposición.

9- Profesor Henry Jones – Indiana Jones y la última cruzada.

“Hola, junior”. En cuanto apareció Sean Connery en la tercera entrega de la saga, los espectadores comprendieron dónde obtuvo Indiana su encanto rebelde, valentía e incapacidad de resistir una aventura arqueológica. Henry consigue liberarlos de muchos aprietos, observa orgulloso a Indy derrotar a un montón de nazis y siente su corazón romperse cuando cree que su hijo ha desaparecido. El lazo entre estos personajes es evidente, una prueba de que en ocasiones podemos encontrar la mejor inspiración en casa.

10- Bryan Mills – Búsqueda implacable.

Este héroe de acción, interpretado por Liam Neeson es un exagente de la CIA con “una serie de capacidades muy particulares”, las cuales le permiten proteger a Grace, su hija adolescente. Mills es una especie de Jason Bourne veterano.

Es un especialista en rastrear y eliminar terroristas, entrenamiento que le resulta muy útil cuando debe rescatar a su hija, quien es secuestrada en París. Bryan deja tras de sí una estela de matones albaneses, policías franceses corruptos y pederastas árabes, todo para asegurarse de que Grace regrese a casa sana y salva. Recuerda: te encontrará y te matará.