A ritmo de merengue y música urbana de Los Hermanos Rosario, Fernando Villalona y Los Ilegales, la discoteca Jet Set estrenó su nuevo y reestructurado concepto para mantener su estatus como  “la casa de los artistas”.

Jet Set presentó a sus invitados un espacio totalmente rediseñado que incluye un segundo nivel VIP y capacidad para unas mil personas.

Cuenta con numerosas bolas de espejo, o bolas de discoteca, un colorido escenario con modernos juegos de luces y pantallas de alta tecnología que constituye uno de los principales atractivos de la nueva propuesta.

“El escenario de la música dominicana” aprovechó la llegada de la Navidad para presentar sus novedades, entre ellas, la inclusión de un espacio para DJ en vivo y una gran tarima que servirá para la presentación de todo tipo de espectáculos.

En primera fila estaba Grecia López, fundadora de Jet Set hace 43 años y que hizo de este lugar el preferido de muchos dominicanos, sobre todo en sus tradicionales lunes de merengue.

Antonio Espaillat, administrador de la discoteca, destacó la importancia que constituye para el club nocturno ir acorde con los tiempos.

“El Jet Set tiene 43 años gracias a las reestructuraciones que hemos hecho a través de los años.

Tenemos que ir a la par con las épocas”, manifestó Espaillat.

La celebración de reapertura inició con la agrupación de merengue-house Ilegales, que llegó con su “Chucuchá” a celebrar y estrenar formalmente el nuevo escenario.

Entre los temas que interpretó el trío están “Taqui taqui”, “Fiesta caliente”, “La pastilla”, “La morena”, “Haciéndome el loco”, “Como un trueno” y “Pasarla bien”, entre otras.

El público presente no tuvo oportunidad para dejar de bailar y con un “mix” de las canciones a interpretar durante la noche, llegaron Los Hermanos “Bomba” Rosario a demostrar por qué tienen 37 años haciendo historia en la música dominicana.

Entre sus éxitos destacaron “El lápiz”, “La cleptómana”, “En estas navidades”, “Ya me liberé”, “Moviendo la cadera”, su más reciente “Nuevecita de caja” y “Cuando yo me vaya”, entre otros.

La fiesta no terminó hasta cerca de la salida del sol y fue “El Mayimbe”, Fernando Villalona, el encargado del cierre con sus conocidos “Felix Cumbé”, “Tabaco y ron”, “Amaneciendo”, “El gusto” y “Cuando pise tierra dominicana”, entre otras.

El hijo de Loma de Cabrera, aunque poco conversador esta vez, se dedicó a complacer las peticiones de los allí presentes, quienes pedieron sus canciones favoritas.