La Reina de España pudo haberse sometido a nuevos tratamientos estéticos para frenar el paso de los años