El productor y presentador de radio y televisión Luis Manuel Aguiló logra en la película Tubérculo Presidente  la mejor de sus actuaciones en cine, al plasmar un personaje que resulta clave en el ascenso a la presidencia de Tubérculo y en las acciones subversivas que intentan su derrocamiento en Palacio Nacional.

Al caractrerizar a Martín Rodríguez, Aguiló representa al típico dirigente político arribista que está en los afanes partidarios “buscando lo suyo” y se deja utilizar por personajes de las sombras del poder que también buscan sacar ventaja llevando a la Presidencia a dos individuos que esperan estén bajo su influencia a fin de sacarles autorizaciones y contratos al margen de la Ley.

Luis Manuel Aguiló pasa de dirigente principal del Partido de la Juventud Dominicana (PJD) a secretario de la Presidencia, y por tanto es el hombre de acceso prioritario a los dos principales ejecutivos del Palacio Nacional.