El pasado 25 de octubre, una revista mexicana aseguraba que Luis Miguel se encontraba en bancarrota. Sin embargo, en esta ocasión apareció contento y muy bien acompañado.