La actriz nacida en México y de origen keniano reveló que no era fanática de Star Wars, pero que ahora ya se asume como parte de un universo que está lleno de seguidores alrededor del mundo.

La vida la llevó a formar parte de una cinta en la que el dolor intrínseco y la violación permanente de sus derechos más básicos eran los tópicos a mostrar y discutir, pero luego de 12 años de esclavitud y sus múltiples premios actorales, Lupita Nyong’o se volvió parte de esa élite de Hollywood que puede decidir cómo trabajar y dónde hacerlo.

“Soy afortunada en hacerlo, y es una gran ventaja, porque me guío por la intuición que me provoca cada personaje, cada reto, y es algo que me encanta, porque así pueden ser muy diferentes entre sí, y eso, como actor, lo valoras mucho”, comentó en una entrevista parte de las actividades de promoción en México de Star Wars: el despertar de la fuerza.

“Cada vez que interpreto un papel, entrego mi vida, mi tiempo… Es parte de quien soy, porque cada vez que me meto en la piel de alguien más, espero aprender más, conocer más y que me hagan crecer como ser humano. Y ojalá que la audiencia esté en esa misma sintonía y también crezca conmigo”, expresó.

La actriz reveló que el trabajo actoral que representó al darle vida a Maz Kanata le significó un gran reto que buscaba enfrentar, pues no usó las técnicas que aprendió en la escuela de arte dramático de Yale, donde egresó poco después de haber terminado la cinta que la puso en el mapa fílmico.

“Trabajar con un artefacto que registra todos tus movimientos faciales es algo a lo que no estamos acostumbrados. Al principio me sentí un poco insegura, pero hablando con Andy Serkis, quien también está en el filme, me aconsejó que no le diera importancia, sino que lo viera como una extensión del trabajo que hacemos los actores, que tratara al personaje de la misma forma que trato a los demás”, explicó.

Y es que su personaje, Maz Kanata, es una pirata espacial de hace varias centurias, pero del que no se sabe mucho, hasta ahora. “Una de las cosas que me han preguntado, y que es de las más inteligentes, es si Maz en algún momento luchará con un sable de luz”, confesó la actriz, que contó además que si bien no es fanática de la saga, sí es una historia que le estimuló la imaginación.

“De joven sabía de la trama, de los personajes, pero fue hasta que salió la noticia de que yo era parte del elenco que tomé dimensión de la cantidad de fans y del tamaño del fenómeno Star Wars”, aseveró.

Reconocimiento

La actriz es conocida además por ser un ícono de la moda, pero eso no es algo que le preocupe en cada temporada de premiaciones. “No es algo que piense o en lo que tenga una agenda en especial”, comentó acerca de los atuendos que se le han visto en las alfombras rojas de estrenos de cintas u otros eventos.

“Solo me pongo lo que adoro. Y trabajo con mi estilista, quien me da opciones, lo hace divertido, y lo disfruto mucho. Pero me gusta más actuar, así que eso es solo para las alfombras rojas”, confesó entre risas.

Pero, ¿cómo llegó a tener ese sentido de la moda tan desarrollado? Porque Lupita fue notada desde la primera aparición que hizo en la alfombra roja de los Globos de Oro en 2014.

“Mi madre me influenció mucho, porque es una mujer muy elegante, es distinguida y sabe cómo vestirse. De ella siempre aprendo qué usar en determinada situación: si vas a un baile muy elegante, debes usar algo adhoc; si vas al estadio a ver un partido, lo más apropiado será que te pongas una gorra. Es solo saber cómo vestirse según a donde vayas”, explicó con naturalidad la actriz, sentada en un salón de hotel. Llevaba un abrigo que cubría un vestido en tonos grises y pedrería, que pocos lograrían ver después de dos días de promoción en México.

El viaje de Lupita a México casi coincidió con la celebración de las Mañanitas a la Virgen de Guadalupe, deidad de la cual su padre es devoto y por quien la nombró. “Ojalá me hubiese dado tiempo, pero tal vez en otra ocasión vaya, porque sí tengo ganas de verla”, comentó la actriz sobre las peregrinaciones de hasta ocho millones de personas que cada 12 de diciembre abarrotan la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.

Por lo pronto, Lupita estará en otras ciudades del orbe presentando esta, su más nueva cinta, con la que se espera sea parte más extensa del Universo de Star Wars, pues las cintas 8 y 9 están ya proyectadas, y en enero de 2016 comenzará la producción de la siguiente.