Al actor no le importa arriesgar su físico para cumplir a la perfección sus papeles en Hollywood. Primero lo vimos adelgazar drásticamente y ahora ha engordado.