Reparto

Además de Robert Redford, Bryce Dallas Howard comparte el protagónico de la película con el joven actor Oakes Fegley.

El contacto con la naturaleza y descubrir sus maravillas es la preocupación central para los protagonistas y director de Mi amigo el dragón, una película que tuvo su premiere en el teatro El Capitán de la avenida Hollywood.

“Creo que Mi amigo el dragón, es una película que nos invita a mirarr a nuestro alrededor y volver a fascinarnos con las maravillas de la naturaleza. Ésta es una película poderosa en su mensaje y muchos se van a sorprender de los temas y sentimientos que existen en una trama con corte familiar”, comparte el director David Lowery, a su paso por la alfombra verde del evento.

Bryce Dallas Howard, la pelirroja hija del director Ron Howard, dice sentirse contenta de que su personaje de Grace es una guardabosques que debe encontrarse con su magia de la niñez.

“A diferencia de Mi amigo el dragón de 1977 –que era un musical con un personaje dibujado al lado de los actores– nuestra nueva versión es más dramática y habla sobre nuestra relación con la naturaleza y la importancia de que padres e hijos se escuchen, sin importar la generación”, explica la actriz, conocida también por su participación en la cinta Mundo jurásico.

La actriz creció en el mundo del Hollywood clásico con su familia, pero eso no impidió que en Mi amigo el dragón sintiera nerviosismo al compartir cámara con Robert Redford, quien funge como su papá y único humano en haber visto al dragón Elliot agazapado en el bosque. “Trabajar con Robert Redford es una de esas cosas más maravillosas que me han pasado. Cuando estás frente a él es un tipo buena onda, con una increíble presencia”, señala Bryce.

“Ahora que recuerdo mis días de rodaje me digo a mí misma: ‘¡Qué privilegio haber trabajado con él!’”.

Un filme sentimental

En relación con este remake, la actriz comparte que cuando era niña vio tantas veces el VHS, que se desgastó. Incluso conservó su ejemplar del libro para leérselo a sus dos hijos; así que cuando se enteró de que había un guión para una nueva adaptación de esta historia se lanzó de inmediato a buscarlo.

“Esta película es muy sentimental para mí porque me recordó a muchas de esas películas que me encantaban de niña que eran verdaderamente serias y emocionantes. Uno sentía que se transportaba”, explica la intérprete de 35 años.