La actriz estadounidense de ascendencia dominicana y puertorriqueña Michelle Rodríguez comenzó el rodaje de la película (Re) Assignment, en el que caracteriza como un asesino de sexo masculino que se convierte en mujer con la ayuda de un médico corrupto.

Sin embargo, su elección para el polémico papel ha provocado molestias en la comunidad LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) por el hecho de que el personaje de Rodríguez es obligado a someterse a una cirugía de reasignación de sexo, lo que hace que parezca que el procedimiento es un castigo.

En Twitter se ha comenzado una campaña para boicotear la cinta, con argumentos y comentarios como: “ser transgénero no es un castigo”, “¿Michelle Rodríguez cuando hay tantos actores trans?” y “Hollywood nuevamente minimiza a la comunidad trans”.

Por otro lado, lo que todos alaban es el cambio de la actriz, pues es algo que no todos los actores podrían aceptar y hacer.

A Rodríguez se le reconoce que se ha preparado psicológicamente y ha investigado muy bien el rol masculino para el filme. Algunos fanáticos han dicho que ese papel podría hacerla más exitosa de lo que ya es y elogian que Michelle pueda realizar este sorprendente cambio.