Miley Cyrus ha cambiado su perspectiva en 2016. Ahora se empodera con ideología y quiere ser una actriz seria de mano de Woody Allen.