En War Dogs, Miles Teller tiene un trabajo difícil: evitar reírse cada vez que Jonah Hill abre la boca.

Basada en una loca historia real, la película encuentra al actor de 29 años, que interpreta a David Packouz, un joven que se asoció con un amigo de la infancia de mala reputación (Hill), para convertirse en distribuidores de armas poco prestigiosos durante la guerra de Irak. No tenían ninguna experiencia, sin embargo, se encontraron traficando mercancías baratas para el ejército de EE.UU., haciendo una fortuna antes de que su turbio negocio llamara la atención de los federales.

Interpretando a David, tuviste que caminar por una línea muy fina entre hacer cosas horribles y ser un tipo agradable.

Como actor tienes que encontrar una manera de justificar lo que hicieron. Pero para mí, no pensé que se trataba de codicia. Se redujo al dinero, que es algo que él no tiene. Se redujo a ser capaz de mantener a su esposa y su hijo.

Y en la vida real no hicieron muchas de esas cosas más locas, como ser trotamundos, que ustedes dos hicieron en la película.

En la vida real los chicos hicieron un montón de las cosas tras la apariencia de una computadora portátil. Mientras que, porque estábamos haciendo una película, queríamos que fuera más entretenido. Así que salimos y condujimos a través del “Triángulo de la Muerte” [también conocido como la parte más mortal de Irak durante la guerra]. Salimos a hacer tráfico de armas. Los individuos reales se sentían más seguros haciéndolo detrás de una computadora.

Si sólo lo están trabajando en una computadora es más fácil hacer caso omiso de que están lucrando con la guerra.

Podría haber sido cualquier cosa para estos doss. Podrían haber sido calculadoras, si estaban recibiendo un buen margen de beneficio por ello. Ellos simplemente sentían que obtendrían mayor beneficio con armas. Había una guerra, una guerra que aún está en curso,  lo que le añade una cierta gravedad  al material que si se tratara de calculadoras. Pero eso no sería tan interesante. [Pausa] Digo eso y corte a un año: a partir de ahora estoy haciendo una película sobre la venta de calculadoras. Voy a sentirme como “¡En realidad es un mundo muy interesante, hermano!” [Risas]

Te sorprenderías de lo peligroso que es el mundo de las calculadoras.

¡Hey, cosas turbias pasan en todas partes!

Esa podría ser tu próxima película con Jonah Hill.

La cuenta no da: La película es sobre calculadoras.

¿Encuentras que con películas como Bleed for This”, donde interpretas un boxeador, adquieres una cierta habilidad inesperada e inmediatamente después se pierde?

Más o menos.

Pero también logras viajar por el mundo. Aquí lograste ir a Rumania.

Sí, pero por lo general uno tiene algunos problemas que están en marcha,  ¿sabes lo que quiero decir?

En ésta, yo no diría que eras el hombre recto, pero estabas interpretando al que tiene más ética, más que el personaje de Jonah Hill. ¿Cómo lograste trabajar con Hill, quien se la pasa diciendo cosas absurdas?

Es decir: estos chicos no están haciendo [comedia] bits. Voy a decir, eso sí, que su risa me hacía sonreír. Lo más parecido que he interpretado es a un hombre recto, para una película llamada Get a Job. Tomó cuatro años en salir, así que tal vez no soy tan bueno interpretando a hombres correctos. [Risas]

¿Qué hizo que estuvieras bien interpretando a un tipo menos divertido que Jonah Hill?

Honestamente, yo quería hacer este papel porque acababa de terminar con Vinny Pazienza [en Bleed for This], qué era este llamativo boxeador campeón del mundo, muy bravo, que era la definición del tipo dominante. Era una versión de Muhammad Ali, en su forma de hablar, su forma de vestir. Así que quería probar algo diferente. Si yo hubiese recién terminado Get a Job y me hubiesen dado el guión, habría dicho, “Quiero ser Efraim”. Pero yo estaba sumamente bien interpretando a un tipo que tenía un poco más de moral. Fue mi primera vez en que hacía a un papá en la pantalla, simplemente, siendo alguien que se preocupa. No es una debilidad interpretar a alguien que se preocupa por su chica, que se preocupa por su hijo. En muchas de estas comedias de amigos, esos elemento rara vez está presente.