El Ministerio de Cultura anunció que retomará el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles y relanzará la Orquesta Nacional de Música Popular.

El ministro de Cultura, Pedro Vergés, también aprovechó la ocasión para comunicar que ese organismo se propone, en lo inmediato, intervenir las edificaciones del Conservatorio Nacional de Música y de las Escuelas de Bellas Artes, para corregir las deficiencias que existen en la infraestructura.

Los anuncios fueron hechos por Vergés al dar la bienvenida a los asistentes al concierto ofrecido este martes en ocasión de celebrarse el Día Internacional del Músico, el cual contó con la actuación del Coro Nacional, dirigido por Elioenai Medina.

Asimismo, participaron la Orquesta Sinfónica Juvenil, dirigida por Alberto Rincón, y la Banda de Música del Sistema de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles, bajo la dirección de Andrés Vidal.

Vergés explicó que se trabajará en la creación de la Orquesta Nacional de Música Popular porque es un deber del Cultura preservar y difundir la riqueza de la creatividad e inventiva del músico dominicano.

El ministro consideró que la música es una poderosa herramienta de transformación social: "y por ello el Estado dominicano está llamado a ampliar y fortalecer la enseñanza de esa disciplina artística en todas las provincias del país y en todos los estratos sociales".

En ese sentido, destacó que su gestión se ha propuesto relanzar del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles, por tratarse de un programa que se nutre de jóvenes músicos de 8 a 27 años de edad, salidos de las Escuelas Libres y academias privadas.

"Ahí inicia el ciclo que culminaría en el Conservatorio Nacional de Música, o en el Coro Nacional, en su etapa madura. De ahí la importancia de apoyar este ambicioso programa, el cual busca contagiar de una especie de 'epidemia musical' a los niños y jóvenes de los rincones más recónditos del país", enfatizó Vergés.

De igual modo, destacó que, desde el ministerio que dirige, ya se han iniciado una serie de acuerdos con diversos sectores, entre ellos el privado, como es el caso del recientemente anunciado con el Grupo Mejía Arcalá para el desarrollo del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles, que en esta gestión se ha ampliado su matrícula, pasando de unos 35 a 90 miembros.