Este obrero británico sorprende en la web con su increíble habilidad para poner ladrillos en el suelo. Es capaz de colocar 90 en sólo un minuto, sin duda un orgullo para su ciudad y empleado.