Tras varios años de trabajo en la televisión dominicana,  Miralba Ruiz descubrió una nueva faceta, la que le ha ayudado a reinventarse cada día en lo que ella denomina su mayor pasión: “Los proyectos de temporada”.

Su experiencia en esta área de la pantalla chica es avalada por  un total de ocho producciones temporales, en las cuales se ha involucrado tanto detrás como delante de las cámaras.

La lista es larga y la comprenden producciones como: Cuestión de peso, dos temporadas; El límite de la realidad, EL camión de tus sueños; Quítame 10 años, dos temporadas; En cuerpo y alma con Ismael Cala y Selva de cemento, su más reciente trabajo que culminó en días pasado.

Según nos comentó, esta fijación por los proyectos de temporada comenzó luego de haber participado como talento en una producción de ese tipo.

“Todo comenzó  a través de un proyecto, en el cual trabajé con Luis Manuel Aguiló, para a una compañía telefónica. De ahí para acá quedé fascinada por este tipo de formatos”, dijo Ruiz.

Al escucharla conversar sobre esta faceta de su vida profesional, se hace notoria la pasión que brota de Miralba. El brillo de sus ojos y la sonrisa de su elegante faz la delatan, como si se tratara de un tesoro, el cual encontró y no dejará ir nunca jamás.

Sigue comentando: “Una vez terminamos dicho proyecto, me quedé con la inquietud de trabajarlos.

Durante el proceso hice mucha química con el productor, que era argentino, por lo que tiempo despúes, me dijo: “Mirabal tengo el proyecto que nos va a unir de nuevo” y es ahí cuando me presenta Cuestión de peso, mi primer hijo, con el que quedé enamorada desde que vi el demo.

De una vez dije que era lo que quería hacer y así fue como me fui involucrando en cada uno de los proyectos que he desarrollado”.

La vigencia en la TV

Miralba entiende que no se trata de estar en los medios por estar, sino que a través de los años, el comunicador debe reinventarse acorde con los nuevos tiempo e involucrarse en diferentes propuestas.

“Cuando salí del aire con Muy Personal era porque sentía que estaba en modo automático, y eso pasa cuando tienes cuatro y cinco años haciendo lo mismo. Muchos colegas me preguntaron que dónde dejaría mi vigencia” explicó Miralba.

Para ella, la vigencia es una trampa del ego y expresa que no es verdad que la gente te valora por la cantidad de veces que te ve en televisión, sino por la calidad de lo que te ve hacer.

“Yo sigo teniendo mi vigencia, pero hay que aprender a desprenderse. Aparte de que el público agradece eso más que verte diariamante con una incidencia que no es real y hasta ahora, gracias a Dios, me he mantenido” expuso la comunicadora nacida en La Vega.

Gracias a su tenacidad en el trabajo, Ruiz ha presentado al país una nueva fórmula para presentar en la televisión un contenido fresco, variado y divertido, que sirva de opción al espectador frente a una oferta de formatos convencionales, que son los que reinan en la televisión local.

“Para mí los proyectos temporales son el futuro de la televisión dominicana.Y no es necesario estar 12 meses en el aire, si no son 12 buenos meses.

Es preferible que sean dos o tres meses en una producción de impacto y no 12 meses en un proyecto que pase sin pena ni gloria” manifestó.

Entiende que ese es un mercado muy rentable, siempre y cuando se tenga claro qué ofrecerle al público y cómo venderselo a los patrocinadores, ya que considera que si no se vende el proyecto antes de salir al aire, entonces no vale la pena seguir adelante.

“Debes salir a vender cada proyecto como si fiera el primero, los patrocinadores tienen sus presupuestos y, si no les interesas a quienes se lo llevas, simplemente ese dinero se va a otro lado. Lo primero es creer en tu proyecto para que los demás crean”, sostuvo.

También acotó: “Si el proyecto no se vende antes de salir al aire, entonces no lo saco. Que las marcas crean en ti, ese es tu valor como talento”.

Ley de Audiovisuales

Durante nuestro conversatorio, Miralba abogó por una Ley de Audiovisuales.

“Más que una ley para TV, se necesita una de audiovisuales, que nos ponga las reglas claras a todos.

Esto incluye a todas las perosonas involucradas en este medio, y que dentro de esa ley haya una parte que incluya la realización de series y películas para televisión, ya que la Ley de Cine no tomó en cuenta estas consideraciones” puntualizó Ruiz.