Luego de obtener el premio como “Mejor intérprete de merengue” en Premios Soberano, la cantante dominicana Miriam Cruz dio detalles, a través de un comunicado enviado a MetroRD, de lo que será su nuevo trabajo discográfico y anunció para hoy lunes el lanzamiento en la radio nacional, de Estados Unidos, Panamá y Colombia, del tema “Salí de ti”, de su propia autoría.

Con arreglos del productor y arreglista Ysrael Casado, “Salí de ti” es un contagioso merengue impregnado de ritmo, melodía y armonía. La Diva del Merengue manifiesta que con esta nueva canción continúa explorando su faceta de autora, la cual retomó con su más reciente éxito musical “Me sacudí”.

“Con esta canción continúo en la composición, feliz, porque siento que he logrado un gran tema para el merengue, el maestro Ysrael Casado entendió la esencia de la canción y confío en que la combinación será del agrado de los más exigentes melómanos, sobre todo de los amantes del merengue”, destacó la artista.

“Salí de ti” formará parte de su nueva producción discográfica y se prepara para presentar un gran concierto en Santo Domingo en el último trimestre de 2016, en el que el público la verá en varias facetas artísticas, bajo la producción ejecutiva de Lanhut Records.

Sobre la historia de “Salí de ti”, explica que “encierra una situación en que se ven involucradas algunas parejas: el hombre decide buscar una relación fuera del hogar y para establecerla se inventa una historia en la que hace creer a la otra que la mala es su pareja, pero al final quien sale perdiendo es él”.

Letras:

Es muy fácil comentar que las cosas andan mal, que no eres feliz conmigo. Y qué ilusa ella es cuando se presta a creer esos cuentos de camino.

Hoy me paro en mis dos pies y termino de una vez con tu juego a ser perfecto. Siento el placer de dejarte y con ella beberás de tu propio chocolate”.

Dile a ella que la tonta no fui yo, que nada me robó. Que al contrario me ayudó, que me hizo un favor. De alejarte de una vez y por completo de mi vida… Pues mi cura se da con tu partida

No encontraba la manera de soltarte y seguir. Pero gracias a ella, por fin… salí de ti.