Arna Ýr Jónsdóttir, Miss Islandia 2015, denunció que el dueño del concurso de belleza Miss Grand International le dijo que estaba demasiado “gorda” y le exigió que perdiera peso antes de la final de hoy por lo que decidió renunciar, según informó Iceland Monitor.

“No desayunes más, come solo ensalada en el almuerzo y toma agua toda la tarde antes del concurso”. Esas fueron las palabras del presentador de televisión tailandés Nawat Itsaragrisil, dueño del concurso Miss Grand International.

Arna Ýr Jónsdóttir nació en Reikiavik y fue coronada Miss Islandia en septiembre de 2015. Antes de eso fue gimnasta por más de 10 años, incluso formó parte del equipo nacional de salto con garrocha cuando tenía 15, contó Daily Mail.

Sorprendida por las palabras que le hizo llegar el portavoz de Itsaragrisil, la joven de 20 años abandonó la competencia. “Si el dueño del concurso de verdad quiere que pierda peso y no le gusta mi cuerpo, entonces no se merece tenerme en el top 10”, le dijo Jónsdóttir a Iceland Monitor.

“Sí, mis hombros son un poco más anchos que los de las otras chicas, pero es porque fui miembro del equipo de atletismo de Islandia y estoy muy orgullosa de eso”, continuó la reina de belleza.

“Por supuesto que no me tomo estos comentarios a pecho, pero dar lo mejor de mí luego de escucharlos… En lo personal, creo que estoy bien así. Este es definitivamente el último concurso del que participo”, concluyó Jónsdóttir.