Para algunos, que Rosie Mercado, modelo plus size, no sea la de antes, es un "sacrilegio". A tanto llega el odio, que hasta le mandan tétricos mensajes.