El estreno de la segunda temporada de Fear The Walking Dead –el desprendimiento de la exitosa serie de AMC The Walking Dead– se acerca, algo que millones de fanáticos alrededor del mundo están esperando como “walkers” luego de una primera temporada exitosa, cuyo capítulo de estreno tuvo una audiencia de más de 10 millones de televidentes.

Tras este éxito, y con el estreno de la nueva temporada que llegó a las pantallas de Estados Unidos, Europa y América Latina ayer 10 de abril, “trataremos de pasar de grande a enorme”, afirmó Robert Kirkman, productor ejecutivo y creador de la serie en un encuentro con los medios en Los Ángeles.

“Muchos de los fanáticos estaban enojados con nosotros desde la primera temporada. Había mucha rabia y la sensación de haber sido traicionados y eso fue porque solo hicimos seis capítulos. Mucha gente nos escribió preguntándonos cuándo íbamos a traerles más de FearTWD. Así que esperamos que toda esa rabia y ansiedad haya construido un camino sólido para la segunda temporada”, expresó David Alpert, productor ejecutivo.  

Por su parte, Dave Erickson, cocreador  y también productor ejecutivo de la serie, agregó: “Mi esperanza es que haya suficiente anticipación, que mucha gente se va a sintonizar para la premier y luego, creo que se van a quedar”.

Y es que hacer parte de la familia de The Walking Dead podría haber sido un arma de doble filo para Fear desde un principio. A su favor, ya tenían a la expectativa a un gran número de fanáticos de la serie original, ávidos de ver cómo el mundo apocalíptico de TWD, que ya había emitido cinco temporadas, había llegado al punto que conocían. Pero, por otra parte, estaba la inevitable comparación entre las dos series, que pudo haber salido muy mal, pero que al final resultó en buenos términos.

Son dos historias con bases similares contadas de maneras completamente diferentes, lo que termina cautivando a todo un nuevo público, amante de los zombis, pero especialmente del miedo, un elemento que los seguidores de FearTWD tienen garantizado en esta segunda temporada, que comienza con un primer capítulo que no tiene desperdicio y que pintará desde el principio un panorama apocalíptico que los dejará con ganas de más.

“Creo que los zombis representan la paranoia, el miedo y por eso las personas se identifican con la historia. Yo pienso que a eso se debe el éxito del programa; todos hemos tenido esos sentimientos en nuestra vida y ahí los verán reflejados”, enfatizó Erickson.

Después de una primera temporada que constó solo de seis episodios para explicar, en medio del apocalipsis zombi, el drama de la disfuncional familia integrada por Travis Manawa (Cliff Curtis), su novia Madison Clark (Kim Dickens) y los hijos de cada uno, Nick, Alicia y Chris, (Frank Dillane, Alycia Debnam-Carey y Lorenzo James Henrie) a quienes se sumaron los Salazar (Rubén Blades, como Daniel y Mercedes Mason, como su hija Ofelia), los seguidores quedaron “hambrientos” de la historia, algo que sus creadores tuvieron en cuenta y para la segunda temporada se redimirán con 15 capítulos.

“Ahora que ya nos hemos tomado el tiempo de establecer los personajes, las cosas se van a encender un poco y eso se notará desde el primer capítulo de esta temporada que será más larga. Aunque igual, siempre nos vamos a tomar el tiempo de ahondar en los personajes, de realmente enfocarnos en quiénes son estas personas, en lo que están haciendo y cuáles son sus luchas, eso es lo que es y siempre ha sido el corazón de la familia de The Walking Dead”, afirmó Kirkman.

Y es que son varios los elementos que se suman en esta nueva temporada y que prometen mantener en vilo a los espectadores. Además de la llegada de nuevos personajes y la fuerza que toman algunos, como Victor Strand (Colman Domingo), quien será clave, el suspenso se multiplica, pues la ciudad de Los Ángeles quedará atrás en esta historia para darle paso a “Abigail”, un barco que se convertirá en el refugio de la familia en medio del océano, y será el escenario principal de la segunda temporada, en la que se pondrán a prueba los límites y la humanidad de cada uno de estos personajes que se verán enfrentados a hacer cosas de las que no parecían capaces.

“En este punto todavía hay muchas cosas que ellos (los personajes) todavía no conocen sobre el apocalipsis. A los zombis ya los tienen dominados, creo que ninguno tratará de razonar con los muertos, pero mientras tanto luchan en el agua, tratando de encontrar un puerto seguro y de dimensionar a qué se están enfrentando, lo que es muy interesante para la historia, porque hay muchos descubrimientos que van a hacer”, apuntó Erickson.

Los 15 capítulos de la segunda temporada de Fear The Walking Dead estarán repartidos en dos entregas, la primera de ocho episodios, que empezarán su emisión mundial el 10 de abril, por la cadena AMC, y el resto serán transmitidos durante el año.