E'Dna Hines, la nieta adoptiva del actor Morgan Freeman, murió este domingo tras ser atacada fuera de su casa en Nueva York, Estados Unidos.

La policía recibió una llamada telefónica que alertaba sobre una víctima apuñalada en plena calle, en la zona conocida como Washington Heights.

Cuando los agentes llegaron encontraron a la joven de 33 años con diversas heridas en el torso, provocadas con un arma blanca. Un policía indicó que un hombre de 30 años fue detenido en el lugar.

“El mundo nunca sabrá sobre su arte y talento, y lo mucho que tenía que ofrecer. Sus amigos y familiares fueron lo suficientemente afortunados de haber sabido lo que quería decir como persona. Su estrella continuará brillando en nuestros corazones, pensamientos y oraciones. Que descanse en paz”, fueron las palabras del actor, según la revista “People”.

Hines era nieta de la primera esposa del intérprete, Jeanette Adair Bradshaw, y fue trasladada de urgencia al Hospital Harlem, donde se confirmó su muerte.