La pequeña tenía un mes de edad y luchaba contra un padecimiento llamado Trisomía 13. Wisin y su esposa lucharon para salvarla.