La música nos une para celebrar momentos especiales y transcendentes de la vida. Así quedó demostrado en la octava edición de los Premios Atabey 2016, iniciativa que reconoce la conservación de los suelos, bosques, ríos y el desarrollo sostenible.

Esta ceremonia, que coincidió con la celebración del “Día Mundial del Medio Ambiente”, se celebró a casa llena en el Palacio de Bellas Artes. El preámbulo fue amenizado por el cantautor y activista Giordano Morel,  quien con su guitarra interpretó varias canciones de su repertorio, entre ellas: “Salvemos al país”, “Juntos cambiemos el país” y culminó con el jingle de la premiación “La naturaleza está de fiesta porque Atabey la premia”, el cual fue coreado y aplaudido por los presentes.  

El guión de este espectáculo, producido por Camilo Then, continuó con un drama teatral que dejó en la memoria de los presentes la importancia de preservar los recursos naturales que nos pertenecen a todos. Del público salieron varios niños con árboles en sus manos, en señal de que sembrando se puede cumplir con esta meta.

Luego, fue presentado un musical que tuvo como tema central los cuatro elementos de la naturaleza: Agua, tierra, fuego y aire, que estuvo apoyado con imágenes alusivas a estos estados que intervienen en la creación de la vida.

La   cantante y bailarina clásica Nathalie Hazim interpretó junto a Manny Cruz la pieza “Hermana tierra”. A ellos se sumó la cantante Rosa Karina, quien cantó un tema en favor de la conservación de la tierra y los recursos naturales.

Esta premiación ambiental fue conducida por los presentadores Iván Ruiz y Dolphi Peláez, quienes fueron vestidos con ropa reciclada elaborada por los estudiantes de término de la carrera de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En cuanto a la escenografía Camilo Then utilizó elementos inspirados en las riquezas del bosque y el agua.  

Humor y cierre de la premiación

El locutor y productor Ovandy Camilo, conocido como “El quita truño”, tuvo una gran responsabilidad: hacer reír a los presentes y los televidentes que seguían la transmisión desde sus hogares por Color Visión.

En esta oportunidad, la estrategia que usó para lograrlo fue parafrasear en un top los 15 objetos que el pueblo dominicano ha aprendido a reciclar en su vida diaria. Por ejemplo, el aro del carro que se usa como anafe de fritura, el pote de compota para hacer helados, la botella de cristal partida en pedacitos como seguridad contra los ladrones y las fundas plásticas como secador de pelo.

Los Hermanos Rosario, con sus merengues estilo “Bomba”, pusieron el cierre musical de este acto que premió las buenas acciones en favor de medio ambiente.

Ley del Agua

Domingo Contreras, presidente de la Fundación Atabey, encabezó la ceremonia de entrega de galardones y destacó que invertir en la educación ambiental es fundamental para el desarrollo del país.

En su discurso, aprovechó para recordar que en la agenda del país está pendiente la aprobación de la Ley del Agua, la cual incentivará el uso racional de este recurso y promovería una cultura desde la familia, la escuela y la sociedad en sentido general.