A la luz de la luna comenzó el espectáculo “Cositas Nuestras” en la Fortaleza Ozama, el cual fue aplaudido por un público de diferentes nacionalidades que se dio cita a este encuentro organizado por el Centro Cultural de España, en el marco de la IV edición de las Semanas de España en República Dominicana, que se extiende hasta el sábado 12 de noviembre.

Con una escenografía donde prevalecía la guitarra, las castañuelas, el cajón,  los tacones, una tambora y las palmadas como esencia viva de esta manifestación que tiene su origen en la Andalucía, Extremadura y Murcia del siglo XVIII.

Este  estilo de música y danza que en noviembre de 2010, la UNESCO declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, fue muy tocada por los invitados especiales. Adriana “La Pimienta”, cantante malagueña que fusiona el flamenco como base con pinceladas e influencias de Latinoamérica fue uno de ellos.

Junto a ella estuvieron Rubén Portillo (el niño de Zamora) guitarrista, ambos de Málaga, España, quienes se hicieron acompañar por excelentes músicos dominicanos y residentes en el país como Marlene Mercedes en la percusión, Kike Saavedra en guitarra electroacústica, Philip Brown en la tabla India y el violín eléctrico.

En “Cositas Nuestras”, músicos y bailadores españoles y dominicanos se unieron en una muestra colorida y rítmica de fusión artística que fue disfrutada de principio a fin por la audiencia.
Los temas cantados por Adriana La Pimienta, fueron dramatizados por Patricia Abréu (La Patri), bailaora y coreógrafa dominicana, acompañada por Elena Castro (de Córdoba), bailaora invitada.

Hilo conductor de la historia

“Cositas Nuestras” se desarrolla contando la historia de dos mujeres que por caprichos del destino se tropiezan y descubren que comparten muchas cosas en común y en éste trayecto, se relacionan con músicos que aportando un poquito de cada quién, su cultura y su pasión, a través de sus gustos, hicieron de esta velada inolvidable.

“Cositas Nuestras” un detalle, un ritmo, un instrumento y la esencia de sus orígenes, hará una de las noches de las Semanas de España, única, donde la interrelación de culturas en música y danza se transformarán en risas, innovación, fuerza, misterio y alegría, serán entre muchas otras cosas, parte de lo que vivieron los asistentes. Con este concierto, “La Pimienta” mostró su lado más flamenco adornado con aires latinos, toques de copla, boleros y tangos y sin dejar de lado los palos más tradicionales del flamenco.

Su música lleva la mezcla de Cuba, República Dominicana, Argentina, Colombia, Perú, Brasil… Países que estuvieron en contacto con nuestra cultura y con los que tanta cercanía musical tenemos.

Dos temas muy aplaudidos

El repertorio de Adriana “La Pimienta” fue tan exquisito como la calidad de los bailes. Pero, sin duda, las dos canciones que más conectaron con el público fueron “Procuro olvidarte”, y la versión en flamenco del “Negrito del batey”,  merengue de Alberto Beltrán popularizado por Joseito Mateo. En ésta, las palmas llenas de alegría se hicieron sentir más allá este espacio colonial.

Con esta actividad musical cerró con broche de oro la primera edición de Zoneo Colonial Food Festival.