Sus tíos abuelos les pidieron que abrieran su regalo hasta su primera pelea