Conversamos con Pepe Barrena minutos antes de que presentara su conferencia “Comer de cine”, en las instalaciones de Funglode.

A partir del libro del mismo nombre, de su autoría, el afamado crítico gastronómico habló a los cinéfilos y amantes de la buena comida dominicanos como parte de las actividades paralelas de la primera Muestra de Cine Gatrónomico, coordinada por  la periodista gastronómica Elaine Hernández, quien integra el equipo del Centro de Estudios de la Cultura de Funglode, con la colaboración de Bocatips.

Siendo licenciado en ciencias económicas y empresas, ¿cómo se convierte en productor audiovisual y crítico gastronómico?

Eso es la vida, cómo te lleva de un sitio a otro.  Durante mi época universitaria, en España se hacían unos cursos de verano dedicados a la historia y la estética de la cinematografía.

Como el cine era mi pasión, yo me iba todos los veranos a las clases de la historia estética del cine. Era un hobby que fui alimentando con los años.

Luego, como me gustaba mucho comer y viajar, y tenía que viajar mucho, pues se fueron juntando.

El cine y la gastronomía me encantan. Hoy día hago un montón de montajes, festivales, consultorías y demás.

¿Cómo fue el proceso y que lo motivó a crear el festival de cine y gastronomía audiovisual Cinegourland?

Fundamentalmente, me puse a coleccionar. Fue una mezcla entre colaborar con publicaciones escribiendo, tenía unos artículos mensuales que llamaban “comer de cine”, que es el título del libro y de la conferencia que vine a dar aquí.

Eso durante años lo estuve publicando en una revista española de viajes y gastronomía. De ahí empecé a coleccionar películas, secuencias de la historia del cine que tuvieran que ver con el tema, documentales y etc.

Reuní tanto material que un día dije: “hay que mostrárselo a la gente”. Como no existía nada parecido, creé el festival, que también es itinerante porque por muchas ciudades hago ciclos y jornadas dedicadas al cine y la gastronomía para mostrar todo ese material.

¿Cuál considera ha sido la edición más memorable de Cinegourland?

Lo pasamos muy bien en las islas Napolitanas en Italia, lo hemos llevado a eventos como Madrid fusión.

Hay uno al que la gente le tiene mucho cariño; además teníamos una especie de embajadora del festival, Geraldine Chaplin, la actriz hija del mítico “Charlot”; cuando se iniciaron en un pueblecito de Álava llamado La Guardia, en España, en el País Vasco, que es un pueblo con un decorado de cine precioso; ahí se inició la aventura.

¿Cuál ha sido el logro más importante del festival?

Tengo un orgullo personal de haber premiado a la gente, dábamos los premios “Cinéfilos y Gourmet”.

Luego lo que más orgullo me puede dar es haber sido pionero y que me llamen de todos los sitios del mundo. Digamos, que me he hecho un especialista y qué mejor orgullo que eso en la vida, saber que has sido el que ha lanzado algo al nivel internacional.

Durante su visita, ¿ha tenido la oportunidad de probar la gastronomía dominicana? ¿Qué le ha gustado?

Yo conozco un poco la gastronomía de todo el mundo, caribeña y demás. Hoy he comido un mero envuelto en hoja de plátano con los aliños y con hierbas muy apropiadas.

A mí me gusta todo. Cada geografía tiene sus sabores y eso es lo que hay que respetar, no es que sea mejor una cosa u otra.

¿Cuáles considera que son las cosas más importantes que enseña con su conferencia? 

Mostrarle un brevísimo resumen a la gente sobre el género o sub género del cine gastronómico, que muy joven realmente.

Ofrecer mi punto de vista sobre lo que está aconteciendo en el mundo de la gastronomía internacionalmente.

El tercer eje es casi un auto test sobre cuál es mi película favorita, cual es mi secuencia favorita, mi personaje favorito del cine: Me voy a hacer yo una entrevista y ponerlo en secuencia.

¿Cuál cree que ha sido su logro más importante en estas áreas y qué siente que le falta por lograr?

Que me llamen de todas partes del mundo cuando hay cosas de cine y gastronomía, porque he sido pionero, y que yo sigo trabajando, estudiando y produciendo material, actos, eventos y festivales de cine y gastronomía ¿Qué me falta? Pues no sé qué decirte, a lo mejor me falta encontrar la película soñada, la obra maestra del cine gastronómico.

Yo creo que todavía no la hay. Habrá alguna cosa por ahí y alguien la tendrá que hacer.

Basado en su experiencia tanto en la gastronomía como en el cine, ¿qué consejos le da a los amantes de estas dos artes?

Si te gusta el cine, elegir las mejores películas del cine gastronómico, que hay de todo (melodramas, comedias, dedicadas a personajes históricos de la gastronomía), eso es leer manuales, hacer inventario, es decir, de la historia del cine gastronómico.

Luego, en lo gastronómico, tener el paladar abierto a todo el mundo. Eso es fundamental.