El programa más elegante, creativo e innovador de la televisión latinoamericana, "La Rosa de Guadalupe", tiene una insólita petición.