1- Tocó una historia viva

Muchos sabíamos lo que pasaba, pero al verlo en la pantalla grande las emociones afloraron y llevaron a condenar a la Iglesia.

Spotlight sacó a la luz el reportaje del diario The Boston Globe donde acusó en el año 2002 a la Arquidiócesis de Boston y a su máxima autoridad, el arzobispo Bernard Law, de encubrir los abusos sexuales a niños por parte de uno de sus curas.

Aunque en un principio el diario apuntaba a un solo responsable, la investigación culminó en una serie de historias que acusaban a la Iglesia de Boston de encubrir los abusos de decenas de sacerdotes pedófilos entre 1984 y 2002.

2- Contó con actores de lujo

La recreación de la sala de  redacción estuvo compuesta por el talentosísimo Mark Ruffalo, así como por Michael Keaton, Rachel Mc Adams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci, Brian D´Arcy James y Billy Crudup, quienes hicieron la química perfecta y de la manera más orgánica encarnaron los papeles de un grupo de periodistas que entregaron todo en la investigación de su vida.

3- Un guion bien trabajado

Como quien no quiere la cosa, el filme que ganó el primer y el último galardón de la noche del Oscar (mejor guión original y mejor película), tuvo una edición a partir del guion que llega a la genialidad. A sabiendas de su final, mantiene la atención de los espectadores y logra la empatía hasta de los más católicos. Recordemos que también obtuvo galardón en el BAFTA.

4- Un director con coraje

El actor y director estadounidense Tom McCarthy, optó por “ensuciarse” las manos y mostrar a los supervivientes de los abusos sexuales que se dieron por más de 15 años.

Quizás muchos conocían la historia, pero no hay dudas de que McCarthy la llevó a otro nivel.

Imposible no citar sus palabras al subir a escenario: “Se lo dedico a los héroes reales de la película, los periodistas que descubrieron esta historia. Son una inspiración”. De su lado, el productor de la cinta, Michael Sugar afirmó: “El Oscar debe convertirse ahora en un coro que resuene y llegue hasta el Vaticano”.