Esta guitarra que John Lennon perdió y siempre echó de menos sale ahora a subasta, y podría alcanzar un precio récord de un millón de dólares.