El suceso ocurrió cuando Lindsay Lohan tenía 18 años en el año de 2004