Los hechos sucedieron en la década de los 80, pero fue hasta ahora que se revelaron los escritos de Michael Jackson hacia una niña de 12 años.