El cantante puertorriqueño Ricky Martin encandiló al público que abarrotó la noche del sábado el anfiteatro Altos de Chavón, en La Romana, donde el multipremiado interprete dio inicio a su nueva gira 'One World Tour'.

El concierto arrancó poco minutos después de las 9 de la noche cuando el astro boricua salió de una cápsula desde la cima del escenario cantando 'Mr. Put it Down', a los que siguieron 'This is Good', 'Shake your Boom Boom' y 'Adrenalina'.

"Les traigo lo mejor de mi música. Espero que la disfruten tanto como yo", expresó el cantante en su primer contacto con el público, que no le defraudó un solo momento.

En medio de la histeria colectiva, Martin interpretó otros de sus conocidos éxitos: 'Tal vez', 'La Vida Loca', 'She Bangs' y 'Come With Me'.

En un momento del concierto, se exhibió un video con imágenes fotográficas de la Fundación Ricky Martin, con mensajes a favor de niños y jóvenes de escasos recursos.

Este momento sirvió de antesala a una de las canciones más personales de Ricky: 'Asignatura pendiente'.

Postyeriormente, y ante un delirante público el puertorriqueño volvió al escenario para cantar 'Tu recuerdo', 'Vuelve', 'Adiós' y 'María', a los que siguió el nuevo éxito del cantante 'La mordidita'.

Por último, para despedirse, cantó 'La Copa de la Vida' y 'Por arriba, por abajo'.