Ricky Martin sigue cosechando muchos éxitos, el último es el tema que realizó con Maluma llamado “Vente pa’cá’, que se ha convertido en el más sonado internacionalmente. El cantante puertorriqueño le cuenta a Metro sobre su vida llena de giras y no saber dónde vive realmente.

¿Qué tal estuvieron tus vacaciones?

Fui al sur de Francia y a un safari en África. Fue muy bueno. He estado trabajando mucho con esta gira durante el último año y medio, así que les dije a mis mánagers: “Me voy a tomar un descanso”. Fue muy importante que lo hiciera antes de iniciar la siguiente etapa de la gira que incluirá Europa, Rusia, Israel…

Eres conocido por tu labor humanitaria. ¿Qué te hizo estar involucrado con la caridad?

Cuando tenía 12 años, me convertí en embajador de Unicef y hemos trabajado mucho en Brasil y México. Y desde entonces, siempre he estado en algún lugar y de alguna manera luchado por los derechos humanos. He trabajado principalmente con los niños que se ven obligados a la prostitución, la pornografía… Hablo en su nombre.

También tengo una Fundación Ricky Martin que creé para mejorar el bienestar de los niños de todo el mundo. Esto es una cosa muy importante que tengo que hacer como una celebridad; me permite hablar con el público acerca de las cosas por las que todos deberíamos estar preocupados. Sin lugar a dudas, se trata de un trabajo muy gratificante para ayudar a los niños.

Salió en las noticias que habrá un nuevo miembro en tu familia, una chica. ¿Es cierto?

¡Espera! ¡Me encantaría! Pero no todavía. Voy a esperar quizás otro año. En este momento estoy viajando mucho y haciendo muchos conciertos. Sea cuando sea que llegue mi niñita me gustaría dejar de trabajar y pasar tiempo con la bebé.

Solías vivir en Miami, España, luego, Australia. ¿Dónde está tu casa ahora?

Lo creas o no, no sé dónde vivo. Solía vivir en Miami, viví en Nueva York, soy un ciudadano de España, pero soy de Puerto Rico. Por lo tanto, mi vida es como una parte de una familia de circo. Estoy pensando en mudarme a Los Ángeles, el año que viene tal vez.

Suena como que tienes mucho en común con tu canción “Living la vida loca”.

Sí, sí. Mi vida es, sin duda, como “la vida loca”. Sin embargo, me encanta lo que hago. Disfruto de mi carrera y de mi vida. Ya sabes, un día estás en Mónaco, al día siguiente estás en Tokio. Me encanta la música y viajar. Yo estuve haciendo esto durante muchos años, desde que era un niño pequeño. Estoy satisfecho con mi vida, no me puedo quejar.

Tu último disco “A quien quiere escuchar” tuvo muy buenas críticas y fue recompensado con un Grammy. Pero aun así, se siente como que tu música se volvió más seria, más adulta. ¿Lo sientes así también?

Puede ser que más romántica. Creo, sí, que podría ser un poco más seria, más musical, más basada en mis emociones. Refleja exactamente donde estoy hoy. Yo estaba muy feliz cuando nos ganamos el Grammy, porque puse muchas emociones en mis horas en el estudio. Fue muy agotador, pero gratificante al mismo tiempo.

¿Qué canción es tu favorita de este álbum?

No, no, no, eso es muy difícil de responder. Pero hay una llamada “La mordidita.”