La escritora dominicana Rita Indiana (Santo Domingo, 1977) dijo que su literatura es “una bomba de los temas urgentes que debe tratar el Caribe”, como la prostitución o la situación de los colectivos LGTB.

Indiana es la única mujer entre los cinco finalistas de la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, cuyo ganador se dará a conocer hoy, con “La mucama de Ominculé “, una historia que transcurre en el año 2024 en medio de las tradiciones y la santería afrocaribeña con un trasfondo “queer” (relacionado con la temática homosexual).

“Vengo de un país que exporta prostitutas y donde el turismo sexual es muy grave y es imposible escribir sin que eso se filtre porque es una realidad que ves a diario”, relató.

Autora de cuatro novelas, entre las que destacan “Papi” (2011), y dos libros de cuentos, Indiana explicó que en su literatura también trata “el tema de la sirvienta”, porque en su país “hay gente que vive en condiciones de esclavitud, no solo como servidumbre sino también en los cañaverales”.

“Yo me crié viendo como estas mujeres ganaban sueldos que no les daban para vivir, además de eso vivían en las casas (de sus jefes) por sueldos ridículos sin seguridad social”, lamentó.

Los dos primeros capítulos de su última novela tratan “la cuestión” de la mucama y después, su protagonista, Alcide Figueroa, “viaja en el tiempo y se convierte en muchas otras cosas”, incluido un cambio de sexo.

Este cambio viene influido en parte por el comediante estadounidense Louis CK “porque los únicos que pueden viajar hacia atrás en el tiempo son los hombres blancos; si yo viajara 200 años atrás siendo lo que soy, estaría en problemas”, subrayó Indiana.