La cantante española Rosario Flores aseguró hoy que espera poder dar alguna sorpresa en el escenario junto a la intérprete puertorriqueña Kany García durante el espectáculo que ofrecerán este jueves al público dominicano en un hotel de Santo Domingo.

Kany García abre el recital, pero "vamos a ver si mañana podemos ensayar alguna 'sorpresita' y aprovechar que estaremos en el mismo escenario, y compartirlo al menos con una canción", dijo al atender a los medios de comunicación dominicanos, recién llegada de la vecina isla de Puerto Rico.

La cantante se mostró muy ilusionada de volver a República Dominicana.

"Siempre paso una noches inolvidables aquí, y mañana va a ser una noche bonita, bonita", dijo, agradecida por cómo la acoge el público del país.

"La última vez que estuve aquí fue hace dos años con mi hermana Lolita, y tengo muchísimas experiencias en el país, he trabajado un montón de veces en República Dominicana y siempre viene ese público calentito que está loco por verme. Yo me muero con eso, porque vivir tan lejos y ver que tanta gente me sigue, mejor regalo, imposible", dijo.

"Hasta que me quede corazón" es el nombre del concierto que ofrecerá este jueves junto a Kany García y, dada la cercanía de San Valentín, aseguró que aprovechará el gran número de canciones de amor que tiene en su repertorio para asegurar una velada romántica.

En el concierto, la pequeña del Clan Flores interpretará canciones de su disco "Rosario", que presentó hace algo más de un año, como una rumba "maravillosa" que se llama "Tu boca", de la que cantó algunos compases ante la prensa, y un tema que se llama "Yo me niego" que tiene "mucho soul" y que habla de "cosas malas que hay en la vida", explicó.

También hará un repaso por su discografía, así que "mañana será una noche de recordar. El público de aquí es muy flamenquito, porque los flamencos somos muy parecidos, la música forma parte de nuestro día a día", y al igual que los españoles, los ritmos dominicanos "son muy calentitos".

De tocar con un artista dominicano, Rosario Flores escogería a Eddy Herrera, "él sabe que me pongo a sus pies", aunque confesó ser "muy fiel a mi estilo", y aunque "siempre estoy dispuesta a colaborar con gente y aprender de otros artistas que me enriquezcan, en el escenario disfruto mucho de lo que hago".

La gira "Rosario" la llevará el sábado a Puerto Rico y el domingo a Miami (EE.UU.), aunque, señaló, "siempre estoy de concierto, mi vida es una gira".

A pesar de esto, una vez finalizados los recitales en América, bajará de los escenarios para meterse en el estudio a grabar el disco nuevo que está preparando, que espera lanzar en abril o mayo de este año.

En cuanto a sus preocupaciones fuera de la música, Rosario Flores se mostró especialmente sensible con la Tierra.

"Es lo que me quita el sueño, el clima; estamos perdiendo el tiempo en cosas inútiles y no arreglamos lo que tenemos que arreglar, y el calentamiento global ya está aquí".

Por lo demás, la artista aseguró que le está "muy agradecida a la vida, que me ha dado mi sueño de poder ser lo que he querido. Llevo 25 años en el mundo de la música, ¿Qué más puedo pedir? Virgencita, que me quede como estoy", bromeó.

A estas alturas, dijo, solo pide poder "hacer nuevos éxitos y unos 'añitos' más de juventud para seguir aquí y disfrutar de la vida, que ya me ha dado mucho".