“Si quieres, puedes tomarte una siesta durante la entrevista. No te voy a criticar“, dice de forma inexpresiva Ryan Gosling. Son las 8:30 del viernes por la noche, después de una semana larga cuando el actor llama desde Los Ángeles. Se supone que debemos hablar sobre The Nice Guys, una comedia de suspenso de Shane Black: el arquitecto de la comedia de acción, que escribió Arma letal, El último Boy Scout y Kiss Kiss Bang Bang. Es una oportunidad para que Gosling, un actor serio con un extraño sentido del humor, se pueda relajar e incluso hacer payasadas. Rápidamente su lado divertido se activa.

“Sólo enciende la grabadora y yo hago una versión de “End of the Road” de Boyz II Men, las cuatro partes al mismo tiempo”. Y así comienza nuestra conversación.

¿Nos puedes contar de tu historia con Shane Black, quien ha escrito una gran cantidad de películas de acción influyentes?

Crecí viendo sus películas, lo que se remonta a Monster Squad. Él y [productor] Joel Silver están en mi ADN cinematográfico. Cuando leí esto me sentía familiarzado, pero era totalmente nuevo al mismo tiempo. Era como volver a casa.

También tienes que hacer un montón de comedia física aquí. Ya lo has hecho, pero la mayor parte de tu catálogo se compone de dramas serios.

Hice algo de eso en televisión para niños. Hice un programa llamado “Breaker High” donde no les importaba lo que hacíamos. Así que tratamos de meter una gran cantidad de comedia física. Crecí con ese material. El slapstick y las comedias grandes siempre han sido algunas de mis películas favoritas. Pero no parecía que las comedias estuvieran en mi futuro. Cuando esto ocurrió, lo leí como una gran oportunidad para la comedia física.

Una escena te tiene pateando repetidamente una puerta de un baño mientras estás en el inodoro, jugando a tientas con una pistola y un cigarrillo encendido. ¿Eso fue medio improvisado?

Sí, y yo no sabía cómo Russell iba a reaccionar. Todo lo que yo sabía era que él pensaba que esto era un noir relativamente sencillo, con algunos giros y vueltas divertidas. Yo estaba trabajando en el chiste del baño y pensaba que estaba solo. Entonces olí humo, y vi que Russell me estaba observando.

Fue aterrador, pero dijo: “Si la golpeas con el otro pie, va a regresar ” Inmediatamente empezamos a tener la más seria conversación sobre la cosa más tonta del mundo. Entonces supe que las cosas iban a estar bien.

¿La parte en que haces tu mejor jadeo a lo Lou Costello después de ver un cadáver fue algo que se te ocurrió?

Eso fue más bien: “Son las 4 de la mañana y hay 10 grados bajo cero y estás tratando de encontrar la manera cómo resuelves cuando ves un cadáver por primera vez”. Crecí con Abbott y Costello, y es raro tener la oportunidad de acepatar eso.Y yo estaba realmente tratando de mantenerme despierto. Y lo dejaron.

Algunos de tus dramas tienen partes cómicas. La curita con la bandera de Estados Unidos que te colocas en el labio en Half-Nelson es muy divertida.

Incluso con los dramas siempre trato de colar un chiste. No sé por qué, pero la mayoría de la gente no quiere permitirse partes de humor. No es real que las cosas sean siempre totalmente serias.

A veces el humor puede hacer que las cosas sean más impactantes de una manera dramática. Te puede distraer y desarmar lo que puede hacer que sientas más profundamente lo que está sucediendo dramáticamente. La mayor parte de ese material lo cortan, ya que parece lo suficientemente serio. Con esta película quedé sorprendido, cuando vi el corte final, porque Shane había dejado muchas de esas cosas.

En un drama, la comedia ayuda a humanizar las escenas.

Pero aquí también es divertido. Se remonta a Shane Black con [el guión de] Monster Squad, donde le dan patadas a Wolfman en los testículos. Es gracioso. No debería ser, pero es divertido.

Una última pregunta: ¿Cuánto tiempo te tomó deshacerte de tu vello facial aquí?

Trataba de afeitarme, pero volvía a crecer. Fue implacable. El vello facial sencillamente no se da por vencido.